Si estáis pensando en hacer parte del GR11 os descubrimos 5 puntos que no os podéis perder y que ¡hará falta que os paréis para disfrutarlos!

Hoy os hablamos del tramo entre las etapas 13 y la 26, una escapada que se podrá hacer en 15 días y que hemos organizado hace poco para un grupo de 4 excursionistas, que ¡han vuelto explicándonos la experiencia inolvidable que han vivido y enseñándonos estas fantásticas fotos!

Saliendo de los Balnearios de Panticosa y llegando finalmente a Tavascan os podréis encontrar desde lagos a valles, pasando por ríos y riachuelos, paredes de piedra y tarteras. Algunos de los puntos más impresionantes con los que os cruzaréis son estos:

1. El Valle de Ordesa, una de las valles más famosas de los Pirineos de la que disfrutaréis durante las etapas 14 y 15. Al principio de esta etapa cruzaréis el puente medieval de San Nicolás para, seguidamente, adentraros en el Valle y encontraros rodeados de paredes gigantescas a ambos lados. ¡Un espectáculo que os dejará boquiabiertos!

2. El glaciar colgante en la cara norte del Monte Perdido, ¡uno de los pocos glaciares que siguen existiendo en los Pirineos! Os lo encontraréis al final de la etapa 16 y será una buena despedida del Monte Perdido, al que seguramente querréis volver. 😉

3. El Lago de Llauset que veréis al final de la etapa 19 y se encuentra cerca del refugio de Cap de Llauset, un de los más modernos del Pirineo y donde haréis noche.

4. El Parque Nacional de Aigüestortes y el lago de San Maurici, que podréis disfrutar durante las etapas 21, 22 y 23, y donde os tendréis que parar más de una vez para admirar las vistas y hacer alguna foto.

5. Pueblos abandonados de altura que os iréis encontrando durante la etapa 25. Misteriosos y cautivadores, te harán reflexionar en la dureza de cómo debía ser la vida ahí arriba, en casitas de piedra, en pleno invierno y aislados por la nieve.

Todo esto y más es lo que os espera en este tramo del GR11. Esperamos que estas fotos que compartimos os animen a hacerlo, ¡hasta pronto!