A falta de artículos sobre el Pedraforca (sí, podéis regodearos en la ironía), hoy vamos a hablar de esta montaña emblemática. No es que nos hayamos quedado sin ideas; con un vistazo a nuestro logo entenderéis enseguida la importancia que tiene para nosotras este macizo. Es símbolo de Pedratour, símbolo del Berguedà y símbolo del turismo activo en Catalunya. Singularidad geológica, espacio natural, desafío para escaladores y protagonista de leyendas, el Pedraforca es nuestra montaña.

¿Qué es el Pedraforca?

El Pedraforca lleva unos 25 millones de años siendo una montaña, aunque las rocas que la forman son mucho más antiguas. Básicamente, es un montón de material geológico arrugado como resultado del choque entre las placas ibérica y europea y la consiguiente formación de los Pirineos. Pierde encanto dicho así, ¿verdad?
Más allá del enorme interés geológico que tiene, lo que llama la atención del público general es su particular forma de horquilla. Emerge casi de la nada con extraordinaria verticalidad para formar dos crestas paralelas, separadas por un collado llamado la Enforcadura. La cresta norte o Pollegó Superior es la más alta, con una cima principal de 2506 m de altura y una cima secundaria, el Calderer, de 2497 m. La cresta sur es el llamado Pollegó Inferior, con 2445 m y mucho menos accesible.
Hoy en día y desde 1982, el Macizo del Pedraforca es un Paraje Natural de Interés Nacional dentro del Parque Natural del Cadí-Moixeró y uno de los principales atractivos de la comarca del Berguedà.

Historia del Pedraforca

El nombre de Pedraforca (pedra = piedra; forca = horca) hace referencia a su curiosa forma, que se debe a la erosión de los materiales blandos de la Enforcadura, más rápida que la de las duras calizas de los pollegons. La tradición popular, sin embargo, ha envuelto en decenas de leyendas esta montaña, achacando su particular silueta a ángeles, brujas y/o el diablo.
La zona ha estado habitada desde el neolítico y los dos pueblos que hoy sirven de puerta de acceso a la montaña, Saldes y Gósol, aparecen documentados ya a principios del siglo IX.
A principios del siglo XX, el Pedraforca protagoniza dos hitos en disciplinas muy dispares. Por un lado, la estancia de Picasso en Gósol en 1906 será determinante en la historia del arte moderno. Por el otro, Lluís Estasen, pionero de la escalada en Catalunya, abrirá las primeras vías de escalada en el Pedraforca entre 1922 y 1928. Desde entonces, la montaña mágica no ha dejado de atraer a escaladores, alpinistas, senderistas y amantes de la naturaleza.

pedraforca que es

Subir al Pedraforca

Probablemente, la mayoría de los que habéis tropezado con este artículo tenéis interés en coronar el Pedraforca. Así pues, hemos dedicado un apartado a la ascensión a esta montaña emblemática. 

H3- Duración

De media, la subida al Pollegó Superior requiere unas 6 horas efectivas caminando, sin contar las paradas. El tiempo y la distancia varían según la ruta que se siga, pero lo mires por donde lo mires son entre 7 y 11 km que te llevan entre 6 y 8 horas. Lo más recomendable es estar de vuelta alrededor de las 3 de la tarde, porque a partir de esa hora suele empeorar el tiempo y, en serio, no queréis pillar tormenta ahí arriba. 

H3- Mapa y rutas

Sin ponerse a hacer la cabra, hay básicamente 3 opciones para subir al Pollegó Superior.

  • La ruta clásica: ruta circular que parte del Mirador del Gresolet o del Refugio Lluís Estasen, sube por el Coll de Verdet, escala hasta la cima y baja por la Tartera de Saldes.
  • Lineal desde Gósol: se asciende por la Tartera de Gósol siguiendo el PR®-C 123, en la Enforcadura se coge el caminito hasta el Pollegó Superior y media vuelta.
  • Circular desde Gósol: siguiendo en su totalidad el PR®-C 123, se da la vuelta a la montaña hasta el Coll de Verdet, se sube a la cima, y se baja por la Tartera de Gósol.

Wikiloc hace maravillas, para qué negarlo. Pero, a la hora de asaltar una montaña complicada como lo es el Pedraforca, es recomendable llevar un buen mapa topográfico de la zona. ¿El mejor? El Mapa Alpina Serra del Cadí – Pedraforca 

H3- Dificultad

No hay una ruta fácil para subir al Pedraforca. A pesar de su popularidad, es una cima complicada. Hay tramos muy verticales que requieren el uso de las manos, las crestas son aéreas y expuestas, hay pasos técnicos y la bajada por las tarteras solo es fácil si se hace rodando. La ruta requiere una cierta condición física y no es apta para montañeros novatos, personas con vértigo ni perros. Y en invierno o en condiciones meteorológicas adversas solo está al alcance de alpinistas experimentados. No seáis cafres: si no estáis preparados, contratad un guía, que para eso están.

 

H3- Ante todo, protección: la tuya y la del entorno

Como siempre que se va a la montaña conviene recordar dos cosas: que a la montaña hay que tenerle respeto porque puede ser traicionera y que debemos cuidar los espacios naturales. Más allá de las cosas obvias que no debería hacer falta recordar (no vayas solo, consulta la previsión meteorológica, no tires basura, etc.), en el Pedraforca vale la pena tener en cuenta alguna otra cosilla.

  • ¡Cuidado con las rocas! Particularmente cuando hay mucha gente, es fácil que caigan desde arriba. Un casco nunca está de más. Y, por el amor de Dios, si haces caer rocas, avisa.
  • ¡No te salgas del camino señalizado! Primera, porque las paredes de roca y las tarteras son hábitats frágiles y están muy dañados; los caminos están para minimizar el impacto que tenemos sobre el entorno. Y, en segundo lugar, porque es fácil perderse o acabar tirado en un risco sin saber ir para adelante ni para atrás. 
  • ¡Deja las cosas en su sitio! ¿Sabes esa moda de apilar piedras a lo budista? Pues a los seres que viven entre de ellas no les hace ninguna gracia que las toques. Además, si hay pilas de piedra por todas partes, las que tienen función de señalización pierden su utilidad, ¿no te parece?

Para acabar, aún a riesgo de repetirme más que el ajo, voy a decirlo otra vez. La mejor manera de garantizar tu seguridad y la del entorno es contar con un guía que conozca bien la montaña. Además, suelen ser gente majíssima y puedes aprender muchísimo de ellos. Si se te va del presupuesto, ¡junta un grupo de amigos y os saldrá mucho más económico! En serio, vale la pena y tanto la naturaleza como la economía local os lo agradecerán.

pedraforca montañaH2 – Lugares de interés del Pedraforca.

Aunque todo el mundo se emperre en subir al Pollegó Superior, el Pedraforca tiene mucho más que ofrecer. En la montaña mágica y los valles circundantes podemos encontrares lugares de gran interés mucho más accesibles que la famosa cima. 

El Pedraforca 360º

Si no vemos clara la ascensión o si llevamos niños y/o perros, el PR®-C 127 nos lleva a dar la vuelta al macizo en una ruta larga, pero fácil y encantadora. Con este itinerario puedes descubrir todas las caras del Pedraforca sin necesidad de trepar hasta la cima. ¡Una magnífica alternativa!

La Grallera: vía, canal y cueva

La vía de La Grallera es la primera vía de escalada que abrió Estasen en el Pedraforca, en 1922. Resigue buena parte de la Canal de la Grallera hasta la Cova de les Gralles. Sin duda la más asequible de las vías de la cara norte, con buena roca, buenas vistas y una cueva de regalo. 

Mirador del Gresolet i Valle de Gresolet

Además de ser el aparcamiento por excelencia, el Mirador del Gresolet es un espacio que ofrece magníficas vistas sobre la pared norte del Pedraforca y sobre el Valle de Gresolet, uno de los mayores y más desconocidos atractivos de la zona. Dicho valle acoge el Bosque de Gresolet, que incluye un hayedo singular, el abetal mejor conservado del Berguedà y varios árboles monumentales, además de un refugio bucólico y un santuario del s. XIII.

Refugio Lluís Estasen

Un imprescindible. Situado en el plácido claro de la Jaça de Prats, este refugio emblemático acoge a los senderistas, escaladores y alpinistas del Pedraforca desde 1947. Un lugar donde hay que dejarse caer si se va a esta montaña, ya sea para pedir indicaciones, curiosear, escuchar batallitas o comer arroz de montaña. 

¡Descubre el Pedraforca!

El Pedraforca tiene algo que ofrecer a todo el mundo: ya sea la ascensión, la escalada, el senderismo por los valles circundantes o sus muchos atractivos culturales. ¡Para descubrirlo con detalle y con seguridad podéis contar con Pedratour! Desde rutas guiadas en las que descubrirlo todo acerca de esta montaña mágica hasta actividades y alojamiento en la zona, nos encargamos de que disfrutéis al 100% de la experiencia Pedraforca.